De gripes mentales y otros pesares (1)

Existe cierta reticencia a la hora de hablar sobre enfermedades mentales. Recientemente he sido consciente de ello debido a la cantidad de libros que salen últimamente. No es que antes no salieran (la verdad es que desconozco), sino que, como soy nueva en esto de la blogósfera y las redes, he ido tropezando con este tipo de material más a menudo. Es más, seré un poquito más honesta y te confesaré que yo misma sentí un tantito de recelo de hacer esta entrada.

En esta oportunidad no te hablaré de libros, sino sobre una de las enfermedades que más acarrean a las personas y sobre mi experiencia sobre ella. Antes que te puedas hacer ideas que no son, te aclaro desde ya que no tengo conocimientos sobre psiquiatría ni psicología. Esto es más como un enfermo hablando de su enfermedad. En este caso, la depresión.

Estás advertido(a), puedes quedarte o puedes marcharte. Siempre serás bienvenido.

Sigue leyendo “De gripes mentales y otros pesares (1)”

Anuncios

Noche de fiesta

Sábado 14 de julio de 2018

Es sábado en la noche, hay una ligera llovizna que adormece la ciudad, pero ese no es motivo suficiente para amedrentar los ánimos de mi hermana ni el de mis primas. Pues ellas han decidido que es sábado de baile y que, dado los ánimos, deberíamos ir a bailar todas. No hay problema, me digo, es temprano y ya va siendo hora de que salga yo también. No falta nunca el comentario gracioso: ¿vas tú también? ¡vaya qué milagro!

Así que me río y apuro los ánimos, esos que a veces no me auxilian y pasan de mí, y dispongo de todo lo que necesitaré para salir. Le escribo a mi novio, lo necesario, porque mi batería está en 34% y necesitaré mi teléfono después para pedir un taxi. Todo pinta bien, hasta que Joann llega a hacer de las suyas.

Sigue leyendo “Noche de fiesta”