¡Bienvenidos!

La primera de muchas (¡optimismo al mango!).

Al día de hoy, no tengo ni la menor idea de cómo has llegado hasta aquí (claro, haciendo de cuenta que realmente le estoy hablando a alguien y no solo soy yo hablando sola (de nuevo)), probablemente en un futuro próximo (sí, me estoy refiriendo a los días venideros) me vaya a animar a compartir el link de este blog en las redes y apps en las que participo. Claro está, haciendo a un lado mi tímido ser y dar por fin el siguiente paso. Sal de tu zona de confort, eso es lo que dicen. Y suena gracioso, porque ahora me hago a la idea que hablo en una habitación vacía. Solo mi sombra y yo. Y, por lo tanto, ese grado de introversión (que estoy segura de que muchos tenemos) no me hará tropezar. Sí, estoy desvariando un poco, pero es esto lo genial de escribir, ¿no? Mis ideas fluyen y puedo decir que mis dedos pueden hacerle frente, puesto que llevé un curso de mecanografía hace algún… Y me vuelvo a salir por las ramas, ¡lo siento!

Sigue leyendo “¡Bienvenidos!”

Anuncios